Adquirir una rutina para mantenerse en forma es una tarea difícil. A veces, solo se necesitan algunas sesiones para que la motivación se pierda. ¿La razón? Pronto los ejercicios nos parecen monótonos y comprobamos que la flacidez no se retrae tan rápido como se espera. Aunque existe una esperanza. Se llama entrenamiento funcional y podría tener la llave del éxito en solo tres pasos.

¿Qué es el entrenamiento funcional?

Si quieres definir tus brazos, te adelantamos que el trabajo solo con mancuernas se ha quedado obsoleto. El entrenamiento funcional toma el testigo y se basa en trabajar con un propósito. “El objetivo puede ser mejorar la salud, caminar con menos esfuerzo o rendir más”, comenta Dori Ruano, campeona del mundo de ciclismo y entrenadora personal.

Esta disciplina se basa en técnicas alternativas al gimnasio tradicional, a partir de movimientos multiarticulares. “Antes se trabajaba de forma aislada un grupo de músculos como los bíceps, el cuádriceps, las abdominales… Ahora se sabe que es más beneficioso ejercitarlos en conjunto”, continúa la entrenadora que añade que con él, además, se evitan lesiones.

Autor: MARÍA GARRIDO
Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Drenaplus© 2020. Todos los derechos reservados.

-
Consúltanos